Cerró el ciclo de Formación en Gestión de Emprendimientos Gastronómicos: «La gente siempre está atenta a profesionalizar sus espacios de trabajo»

Los estudiantes del Curso de Formación en Gestión de Emprendimientos Gastronómicos ya tienen sus certificados. El acto de entrega se realizó este sábado en la Casa de la Cultura de nuestra localidad, con la presencia de autoridades de OBRA, la Escuela de Formación Profesional de la Universidad Nacional de Villa María, de la municipalidad de Despeñaderos, y por supuesto de Anisacate. 

Se trató de un momento muy emotivo e importante teniendo en cuenta la profesionalización de los espacios de trabajo, en este caso, del sector turístico, pero también porque se trata de una actividad coordinada y de equipo entre dos municipios con la capacitación de OBRA.

Justamente por eso, dialogamos con Mariana Di Giambattista, autoridad de este espacio de la UNVM, quien explicó de qué se trata el curso, que aporta al estudiantado local y el valor del vínculo con ambos municipios. 

Qué significa para OBRA el cierre de este ciclo

Con la municipalidad de Anisacate y de Despeñaderos hemos trabajado antes y es un verdadero placer porque ambos municipios están siempre atentos a pensar cosas nuevas, a fortalecer el sector turístico, en este caso gastronómico. Fue una alegría muy grande hacer esa entrega de certificados a personas que están buscando profesionalizar sus espacios de trabajo así que para nosotros tiene un significado muy especial.

Desde cuándo está OBRA dentro de la UNVM

La escuela no tiene un año todavía de su creación, se creó el 15 de diciembre del año pasado, es nuestro primer año de trabajo y desde ahí fuimos diseñando e implementando distintas capacitaciones. Nosotros siempre estamos tratando de concretar esta cuestión de vincularnos con el territorio. En base a eso surge esta posibilidad con la municipalidad de Anisacate, con quien ya habíamos trabajado antes de hacerlo desde esta escuela cuyas capacitaciones están vinculadas directamente al mercado laboral. Tratamos de fortalecer justamente cuestiones vinculadas tanto a profesionalizar espacios como a que las personas puedan pensar nuevos y propios. Tenemos constante vínculo con el intendente, con Ramón (Zalazar), también con el secretario de Gobierno, Matías (Cuello), con Javier (Pérez) de Turismo, Pedro (Guerrero) de la Oficina de Empleo, la verdad que es un placer trabajar con todos ellos porque están muy predispuestos a sumar siempre. 

Este curso de gestión, en la práctica, qué le aporta al estudiante

Uno de los primeros cursos que iniciamos fue el de mozo y camarera profesional pensando en fortalecer al sector gastronómico desde la mirada de quienes están atendiendo al cliente; en este caso la mirada es al revés, nace desde quienes son dueños de espacios o emprendimientos gastronómicos que quieren pensar en cómo aprender a gestionar mejor sus emprendimientos. Lo que hicimos fue basarnos en metodologías ágiles donde se aplican los modelos de negocio de manera práctica, donde cada uno pudiera llevar en la práctica y poder visualizar cada una de las partes ó áreas que forman su emprendimiento para poder profesionalizarlo y darle una mirada más profunda que a veces en la vorágine del día a día no se puede hacer. Todos nuestros cursos tienen una etapa evaluativa, así que las personas que lo terminaron, que cumplieron con el requisito de la asistencia tuvieron la posibilidad de pasar por esta evaluación por eso entregamos certificados de aprobación como de asistencia. 

Cómo es la respuesta de la gente, ¿se suma?

Si, la gente está muy atenta a poder profesionalizar y mejorar su espacio de trabajo. La respuesta es muy buena, siempre desde un lugar de agradecimiento. Estos cursos son totalmente gratuitos para la gente, en este caso fueron los municipios los que asumieron los costos. Yo siempre digo que hay que aclarar que el hecho de que sean gratuitos no significa que no tengan costo. Justamente los municipios y en este caso la Escuela de Formación profesional son los que asumen eso y el recibimiento de la gente es muy bueno y muy cálido porque ellos valoran esto de que uno le está aportando algo para su día a día.