Recupero de fondos e inversión en Salud: medio millón de pesos en Informática “para nuestras salas sanitarias y dispensarios”

A través del Programa Nacional SUMAR que permite recuperar fondos a mediante la atención de pacientes sin obra social, el municipio pudo invertir más de medio millón de pesos en Informática para los centros de salud locales.

“Compramos computadoras para todos los Centros de Salud tanto para el dispensario I, el II, la salita de Los Talas y la de Villa Río con un monto que supera los 500 mil pesos. Esto proviene del Sumar teniendo en cuenta que ese recupero  debe estar reflejado en mejoras de infraestructura y equipamiento para los dispensarios”, explicó el director de Salud Mario Mendaña.

La compra constó de 14 monitores de última generación y dos computadoras (una de escritorio y una notebook).

¿Qué es el Programa Sumar?

El Programa Sumar es una política pública que promueve un acceso equitativo y de calidad a los servicios de salud para toda la población que no posee cobertura formal en salud.

La estrategia de nominalización del Programa Sumar permite el cuidado y seguimiento de la población por parte del sistema sanitario, explicitando los servicios que conforman su derecho a la salud, asignándole contenido y alcance preciso.

De esta forma, por cada persona bajo Programa y por cada consulta y control que se realice, el hospital o centro de salud recibe recursos para fortalecer al equipo de salud y mejorar los servicios brindados a toda la comunidad.

El Gobierno Nacional, en conjunto con las jurisdicciones, avanza en la búsqueda de mejorar la calidad de la atención y profundizar el acceso y el ejercicio de los derechos a la salud de toda la población.

Más horarios

Por otra parte, es bueno recordar que el municipio, a través del Área de Salud amplió la atención de Pediatría en los rangos horarios del martes por la mañana. “Y hemos ampliado también Psicología y Medicina General de la Salita de Villa Río”, explicó el titular de esta cartera, recordando que los sistemas de Salud de Anisacate “son modelo” en el resto de la región.