Fue rechazado por amplia mayoría el proyecto del PRO para aumentar la dieta de los concejales

Durante la última sesión del Concejo Deliberante, los ediles tanto del oficialismo como de la oposición rechazaron por amplia mayoría un proyecto presentado por la concejala Natalia Conttini (PRO) que intentaba aumentar la dieta de los representantes del Legislativo y del Tribunal de Cuentas.

El escrito hacía referencia a un 25 %  en relación a lo que percibe en sueldo bruto el intendente municipal garantizando para los concejales y los tribunos, de este modo, un ingreso mínimo equivalente a dos sueldos básicos.

La votación fue la siguiente: 1 voto afirmativo de Contini, 5 votos negativos de los concejales Soledad  Molina, Paula Fontana,  Rosendo Ríos, Daniel Giovannoni y Karina Pedernera. Mientras que el concejal Darío Ceballos se abstuvo de votar.

Sobre el tema, e intentando poner blanco sobre negro en relación a la decisión de decirle “no” a la propuesta, la presidente del Concejo, Soledad Molina aclaró que en la presentación Contini dijo que “se debía garantizar dos salarios mínimos para los concejales y tribunos de cuenta e intentó plantearlo desde un punto de vista de género, cosa que generó malestar porque no tiene nada que ver una cosa con la otra, entendimos que no tienen ninguna vinculación lo que pretendió explicar”, dijo Molina; y agregó: “Claramente tuvo negativa de todos porque se entiende que no estamos en condiciones de garantizar esos montos de dinero como dieta. Quienes participamos en política en localidades chicas entendemos que esto es una vocación de servicio. La mayoría de los que integramos el Concejo Deliberante somos empleados y ejercemos las dobles funciones porque colaboramos en distintas áreas, y esto se debe a que los recursos no son suficientes como en ciudades grandes”

Por otra parte, manifestó que durante el debate, y ante la presencia de algunos militantes del PRO que fueron a acompañar la moción de Contini, se aclaró que “es bueno que sepan quienes tienen pretensiones políticas que en localidades chicas como la nuestra el trabajo político no está vinculado a lo económico. Creo que todos los que trabajamos en política tenemos mucha vocación de servicio y si hay quienes pretenden integrar listas para lograr un ingreso no es lo que va a pasar debido a que no tenemos los ingresos que tienen ciudades como Alta Gracia, Río Cuarto, Villa María o Córdoba que son mucho más grandes y tienen otros tipos de recursos que permiten eso. No es el caso de Anisacate, por eso dejamos en claro que de los años que estamos acá hemos aprendido a trabajar por los vecinos queriendo la localidad y no con el objetivo de cobrar, porque incluso hemos pasado meses colaborando en épocas difíciles sin poder percibir los haberes, acompañando la gestión y las necesidades de la gente-“, cerró la edil.